Miércoles, 20 de Noviembre de 2019
Cultura Culpina

CONVOCATORIA

Todo listo para la carrera Doble Todos Santos de los culpineños

622
Todo listo para la carrera  Doble Todos Santos de los culpineños

En medio de un país convulsionado por los resultados cuestionados de las elecciones del domingo 20 de octubre, los culpineños no reusamos a dejar nuestras costumbres. Por ello, faltando casi nada para la festividad de Todos Santos, lanzamos la convocatoria para la grandiosa y esperada carrera Doble Todos Santos.

En vista que los bloqueos de oficialistas y opositores no dejan pasar ni un solo alfiler, la presente versión “discrimina en positivo” y solo convoca a competidores que están lejos del Pago, nacionales e internacionales, menos extraterrestres, a participar de esta singular y única competencia a nivel mundial.

Aclaramos que el llamado es solo para los embajadores pampeños, pues ellos sabrán demostrar que, pese a las serias dificultades que hay en los caminos, no escatimarán esfuerzos para estar presentes.

Bien saben que en esta oportunidad como en ningún acontecimiento en el año, la comida y el combustible son gratis. Que nadie piense que es parte de una campaña política adelantada por una segunda o tercera vuelta de las elecciones nacionales; como siempre, es gentileza de los familiares del alma nueva y de los que pasan a despacho.


DE LOS PARTICIPANTES

Están llamados a participar aquellos competidores que en sus años mozos tuvieron la suficiente experiencia para enfrentar una competencia de largo aguante. Aquellos que más de una vez volcaron, se volvieron a parar y, pese a las magulladuras, siguieron pa’ adelante como buenos culpineños.


DE LOS COCHES

Las máquinas se clasificarán en categorías de acuerdo al volumen de la panza. Los “botigas”, se caracterizan por tener una carrocería frontal prolongada y un ancho que no deja pasar al enemigo. A continuación algunos modelos de coches: Rigucho, el Bota Sánchez y Bombín de Argentina, Armincho de Tarija y Chino de Sucre.

Los “k’iucas”, escurridizas máquinas, de aguante prolongado y de estiramiento hasta p’itirse de borrachos. Ejemplo de coches: Cabras de Cochabamba, Paya y Pato de Sucre, y Vaquillón de Tarija.


DE LA RUTA

Al ser esta competencia única en su género, no tiene una ruta definida, pero si un punto de partida fijo: el cementerio del pueblo, el 2 de noviembre, después de mediodía.

De ahí en adelante buen viaje para todos; la búsqueda de buenas rutas depende de la sagacidad de cada uno, pero es mejor si los coches pudieran agruparse, de ese modo, quien vuelque, quien se desvíe, inmediatamente será jalado de su oreja para seguir la ruta correcta.

Es recomendable en principio buscar las casas de las almas nuevas, luego de los despachos que cierran el acontecimiento con bautizos y casamientos, para dar fin a la competencia con la otoba.


DEL COMBUSTIBLE

De entrada se deja claramente establecido que queda terminantemente prohibido el uso de la nueva gasolina especial de 87 octanos que es mezcla con alcohol vegetal. En la jerga de la Doble Todos Santos quiere decir que está prohibido mezclar whisky con energizantes.

Una vez más, los competidores están obligados a consumir como combustible la inigualable chicha culpineña, líquido elemental para encontrarle la pasión desbordante de inicio de la competencia y de todas las etapas que pudieran aguantar. Después que se venga el chuflay y los cocteles de ricos sabores.

En esta oportunidad se restringe el k’auquin y su uso solo estará permitido cuando el competidor quiera nivelarse con otras máquinas y pasarles en el menor tiempo posible, pero por una solo vez, al puro estilo del “Sistema Reductor de Tracción (DRS por sus siglas en inglés)” de las competencias de Fórmula 1.

Se penalizará con tres rezos continuados a quienes ingieran fernet, cerveza o cualquier otra bebida extraña a la costumbre. Si los anfitriones incurrieran en este graso error, pagarán una multa de dos jarras de chuflay entregándolas a los coches rezagados.


DEL AGUANTE

La capacidad de resistencia de los competidores dependerá mucho de las buenas k’amunas que tengan y del ancho del depósito para masticar y almacenar la leche de tigre y las riquísimas masas que uno suele recibir después del primer rezo para el alma del que en vida fue.

Seguidamente en las manos de los competidores se posarán un plato caliente de sopa con fideos macarrones, un picante de gallina con su vaso de chicha encima y un asau de chancho con su aplanador vino tinto. Para garantizar una competencia de largo aguante, está prohibido que los corredores lleven bolsita. Todo a la panza hasta dejar k’alita el plato, dice la norma.


A TENER EN CUENTA

No por flojo al Flojo van a dejar que no tome.

Al Wist’u que desvíe el camino cuando quiera.

Al Cabras que les emborrache con sus poemas.

Al Paya que los maree con sus charlas de historia.

Al Rigo que les deje con la boca abierta con sus cantos de alabanzas.

Al Bombín que se tome todo el combustible.

Al Bota Sánchez que les entretenga con sus interminables charlas.

Al Pato que se ponga a llorar sin motivo.

Al Chino que abandone la competencia sin justificación.

No se olviden que esta oportunidad todos corremos rindiendo homenaje a uno de los grandes corredores que nos dejó este año: Miguelito Chely nuestro entrañable amigo también conocido como Mike.

La presente convocatoria no lleva firmas ante la premura del tiempo. Baste y sobre la buena intención de preservar nuestra tradición.

Te puede interesar

Más leídas [Últimos 10 días]
Clima