Martes, 21 de Mayo de 2024
Cultura Villa Abecia

REMEMBRANZAS

Mi viejo río

1433
Mi viejo río
Juan Carlos Castellanos

De niño tantas cosas fueron mías, entre ellas mi viejo y querido río, a quien recuerdo calcinándome desde una alta roca bajo el sol del estío, escuchando el juguetón murmullo de sus aguas en su ligero paso errante.

Hoy el río sigue siendo el mismo pero con otras aguas, ellas se van pero el río se queda, solo discurre llevándose y dejando vida. Heráclito decía “nadie cruza el mismo río dos veces, porqué ni la persona ni las aguas serán las mismas”.

Mi viejo río es un hilo serpenteante de aguas cristalinas, que custodiado por los cerros para no desviarse, baja por un cauce dibujado caprichosamente por la naturaleza; hoy sus remansos y cascadas, a gritos claman a los insensatos preservar el medio ambiente.

Mi viejo río es romántico, tierno y apacible; bondadosamente vierte sus aguas para hacer florecer el valle, testigo mudo de amores y romances, es también el más travieso cuando de jugar y divertirse se trata. Pero cuando las lluvias hinchan el cauce de sus vertientes, embriagado y furioso se desliza desde las alturas estrellándose con grandes pedrones que producen una tétrica sinfonía, mientras Villa Abecia se va perfumando con un encantador aroma a tierra.

Sin amor y agradecimiento no se puede mirar al río y el flujo irreversible del tiempo, me demuestran que algunas cosas ya fueron mías, entre ellas mi viejo y querido río, que ahora es poseído por otros niños.

Te puede interesar
Los “Cumpas” de Villa Abecia
Villa Abecia

Los “Cumpas” de Villa Abecia

Tradición no es hacer siempre lo mismo, la verdadera tradición es aquella que manteniendo su esencia pervive remozada con los elementos que le aportan los tiempos.


Más leídas [Últimos 15 días]
Clima