Domingo, 01 de Agosto de 2021
Actualidad Villa Charcas

​UNA HISTORIA QUE OCURRIÓ EN VILLA CHARCAS

Cualsito, el can que demostró su fidelidad hasta en la muerte de su amo

1541
Cualsito, el can que demostró su fidelidad hasta en la muerte de su amo
De los Cintis

Caulsito era la mascota del profesor Esteban Machaca Castro que murió la noche del jueves al embarrancarse con su coche en el trayecto Valle Flores-Santa Elena, en el municipio de Villa Charcas; el can viajaba con su dueño y tras el accidente tuvo un comportamiento que llamó mucho la atención de la gente. Aquí la historia.

El director distrital de Educación de Villa Charcas, Freddy Martínez Sandoval, dice que de acuerdo a la versión de personas que fueron la mañana del viernes, a verificar el accidente que se había registrado el jueves, alrededor de las 22:00, se encontraron con un perrito que estaba al lado del cadáver de Machaca.

Cuando el animalito sintió que la gente había llegado al lugar del hecho, no quiso que nadie se le acercara, se puso a ladrar y también a llorar en vez de escapar. Toda la gente para él era desconocida y aun así se quedó al lado del fallecido mientras las autoridades hacían su trabajo para rescatar el cuerpo y elaborar el informe de levantamiento legal del cadáver.

En ese accionar, un vecino contó que después de las 22:00 del jueves pasado, día en que ocurrió el accidente, ese mismo perrito llegó hasta su casa ladrando desesperadamente y rascó la puerta para que lo abrieran, contó el dueño de la vivienda a una maestra de Santa Elena. Sin embargo, el hombre no entendió el mensaje y ahuyentó en Cualsito en dos oportunidades. El can regresó por su mismo camino y se quedó a acompañar a su amo que, no se sabe, si a esa hora estaba vivo o muerto.

Luego de que el cadáver del profesor Esteban fuera rescatado y colocado en la ambulancia para ser transportado a Villa Charcas, también subieron al perrito que no se desprendió del lado de su amo.

Ya en Villa Charcas, contó Martínez, y una vez que se instaló el velorio en el salón de la Alcaldía de Villa Charcas, Cualsito se posicionó al lado derecho del cajón y ahí montó guardia toda la noche, unas veces de pie, otras sentado, pero también lo hizo acercándose a la gente que no dudaba en hacerle cariños.

El perrito, fiel a su amo, no se espantó con la presencia de tanta gente extraña, las incesantes luces que acompañaban el féretro y el fuego de las velas. Así, Cualsito, permaneció al lado de su amo y amigo hasta que llegaron los familiares de Esteban para llevárselo a su natal Tica Tica, en el municipio de Uyuni, a donde el can también le siguió con su eterna compañía.

Te puede interesar

Más leídas [Últimos 15 días]
Clima